La incipiente industria de la madera del Perú

Aspecto del Amazonas.
El cedro del Amazonas, en su hábitat (http://flic.kr/p/8saAD5). 
Madera y muebles en España

España no cuenta con la cantidad y diversidad de recursos forestales madereros del Perú, pero ocupa uno de los primeros lugares en el mundo en exportación de manufacturas terminadas en madera. Sólo la Comunidad Valenciana, ocupó hasta octubre de 1999 el primer lugar entre todas las autonomías españolas en exportación de muebles, por un valor aproximado de $320.000.000,00; y el país en su conjunto exportó $460.000.000,00 en productos de madera, excluyendo muebles (revista Madera y Mueble en Formación, CONFEMADERA y FEOEIM, N.° 11, Madrid, 2000).

Potencialidad de los bosques en el Perú

Según la SUNAD, el Perú el año 1999 exportó $71.354.450,75 en productos madereros (revista Perú Forestal, Tropical Forest, N.° 1, Lima, 2000), no obstante su octava posición entre todos los países con mayores reservas forestales tropicales y su segundo lugar en el ámbito continental después de Brasil. Mientras que Ecuador ocupa el segundo puesto en América como productor de madera aserrada tropical, sólo después de Brasil (Anual Review and Assessment of the World Timber Situation 1999 – ITTO).

Cómo incentivar el comercio de la madera en Perú

Considerando datos de 1999, tenemos que España ocupó el cuarto lugar a nivel mundial como importador de madera aserrada tropical. Siendo el país con muchas más afinidades culturales con Latinoamérica que el resto de países que conforman dicho ranking (Italia en Europa, Tailandia, China y Japón en Asia), con el Perú podrían fomentarse estrechas relaciones económicas y comerciales, de materia prima por la parte peruana y de tecnología y experiencia para la industrialización y generación de valor agregado, por la de España.

Sentido en el cual existe por ejemplo el acuerdo firmado a mediados del presente año, por el Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX) y el Gobierno Argentino a través del Ministerio de Economía y Obras Públicas de la Provincia del Chaco, para la colaboración en la promoción de la industrialización de la madera y su comercialización. Los cuales pueden contribuir eficazmente al desarrollo de regiones con gran potencial de recursos forestales madereros, pero con incipiente industria.

El Estado y el sector privado deben incentivar el desarrollo del sector forestal

El Estado, por su parte, como ente regulador de todas las actividades sociales, debe dictar políticas orientadas al fomento y desarrollo de sectores económicos y productivos potenciales. Aunque con la dación de la Ley N.° 27308, o Ley Forestal y de Fauna Silvestre, más que fomentarlo a suscitado intensa polémica y debate entre los sectores involucrados.

Por lo demás, una mayor voluntad del sector privado, necesariamente ligada al deseo de una eficaz conservación del recurso, hará que la industriamaderera peruana sea cada vez más un medio que contribuya al desarrollo sostenido y sostenible de la región de selva en particular y del país en general.

Artículo publicado en la revista Bosques Amazónicos de Iquitos, en diciembre de 2000.

Entradas más populares de este blog

La historia del caucho y la ciudad de Iquitos un siglo después

La corrupción y otros crímenes de lesa humanidad

Un anillo vial en Iquitos para evitar las inundaciones