La corrupción y otros crímenes de lesa humanidad

Tanques elevados siguen sin utilizarse
en Iquitos.
Los cometidos contra personas en forma directa a través de algún tipo de armas o en atentados generalmente terroristas o por decisión de un tirano, suelen copar la atención de las sociedades en general y de la prensa y la judicatura en particular, mientras se cometen otros de sutiles formas sin que ello evite sus efectos en la sociedad.

Las obras de infraestructura y la corrupción

Me refiero a las corruptelas que acompañan generalmente a las obras de infraestructura, las cuales por llenar los bolsillos de los funcionarios públicos encargados de su convocatoria y adjudicación (con el famoso 10%), terminan infravalorando los presupuestos o reduciendo los fondos a emplearse en su construcción y, así, no se concluyen en los plazos establecidos y, si ello ocurre, no de forma adecuada o completa.

Y están también las supuestas "grandes obras" que encubren mayormente negociados entre amiguetes (adjudicatarios estatales y constructores), sin incidencia importante en la sociedad para la que se supone deben ir siempre dirigidas, o sin que incluso sirvan finalmente para algo.

La corrupción es un problema mundial

En todo el mundo existen ejemplos al respecto, en España está el caso del Aeropuerto de Castellón, el cual tras inaugurarse en marzo del 2011 empezó recién a operar en septiembre de 2015, después de considerarse una especie de "símbolo internacional del derroche que caracterizó el desarrollo de la crisis española" entre los años 2008 y 2016, según glosa la web Wikipedia.

En el Perú tenemos incontables obras sin utilidad práctica que reflejan la mediocridad de las autoridades responsables de sus ejecución, entre las que podemos mencionar los tristemente célebres monumentos al cuy, a Papá Noel, a la muela o al árbitro, el corazón de un alcalde de un distrito limeño erigido en la plaza ubicada al frente de la casa de su novia de turno.

Y en el ámbito de la región de Loreto, la paralizada obra del alcantarillado de Caballo-cocha, entre otras, por "falta de presupuesto" y otras razones que lindan con la negligencia y la irresponsabilidad pero que incide negativamente en la población.

El agua potable sigue siendo escaso en Iquitos-Perú

En Iquitos, capital de la selva peruana, nos hemos ocupado -quizá en demasía- en criticar la caótica obra de mejoramiento del alcantarillado de la ciudad, mientras una que se empezó antes, la Ampliación y Mejoramiento del Sistema de Agua Potable por acción de la hoy critica empresa brasileña Odebrecht, dadas sus evidenciadas corruptelas con gobiernos de varios países de Latino América, es tan igual o quizá más grave que aquella.

escazes de agua
La falta de agua potable es un crimen cuando provoca
enfermedades que causan la muerte (Fuente: Pixabay). 
Por lo que el acceso al agua potable sigue siendo un problema sin resolverse en Iquitos, y el servicio es incluso peor que antes de las obras para en teoría mejorarlo; no obstante los millones de soles gastados en el levantamiento de la casi decena de tanques elevados de concreto en diversos puntos de la ciudad y la tubería cambiada a través de las calles de la misma, junto a los demás gastos millonarios que implican este tipo de obras.

Enfermedades y muertes asociadas a la carencia de agua

Por lo que siguen siendo altos los índice de enfermedades provocadas por la carencia de tal líquido elemento, con todas las infecciones y muertes que ello implica en especialmente ancianos, niños y otros estratos vulnerables de la población. Mientras no se ha siquiera iniciado procesos de investigación al respecto, y si se inició alguno están seguramente paralizados por acción de los jueces y fiscales corruptos que pululan en la administración de justicia del Perú.

Poca confianza en la Contraloría y los entes de justicia

Ello seguramente es la explicación de que la ciudadanía no confié cada vez más en instituciones como la Contraloría General de la República, el Poder Judicial y la Fiscalía de la Nación, junto a los demás entes estatales que deberían velar por el cabal uso de los fondos públicos e investigar y castigar a los acusados de los delitos cometidos al respecto, cuando y cómo corresponda.

Entradas más populares de este blog

La historia del caucho y la ciudad de Iquitos un siglo después

Un anillo vial en Iquitos para evitar las inundaciones