COMISIONES BANCARIAS Y MÁS

Más aún en esta época de crisis, muchos ya habrán podido comprobar lo en cierto modo engañoso que resulta la publicidad de algunos bancos, cajas y financieras, según la cual no cobran comisiones de mantenimiento y demás por los servicios que prestan; aunque imagino que todo estará regulado y por tanto permitido por el Banco de España, y demás instituciones gubernamentales involucradas. Algunos por ejemplo publicitan nulas comisiones por sus servicios, pero no dicen que cuando se deja de pagar la cuota de algún préstamo o de simplemente la tarjeta de crédito te cargan un costo adicional de cobranza que fluctúa entre los € 15 y los € 30 por cuota o mes. Aunque hay alguna financiera que sólo recauda adicionalmente a una cuota mensual vencida, el interés moratorio pertinente y un pequeño gasto de cobranza ascendente a cerca de € 2. Creo que son éstas las épocas en que las entidades financieras deberían ser consecuentes con la situación de sus clientes, y no cobrar por ende comisiones que pueden incluso acercarse a la suma de la deuda contraída y vencida. Por lo que me permito sugerir a algunas de tales entidades se centren en gestionar más eficientemente algunos de sus procesos internos para que no sólo dejen de incurrir en gastos que redundan siempre en sus ingresos, sino también obtengan los ingresos que parecen hasta el momento captar en gran medida de las deudas vencidas de sus clientes. Siendo más precisos debo decir que sé por ejemplo que algunas entidades reparten boletines culturales en casas o pisos a pesar de que son oportunamente informadas de la ya no residencia en ellas del interesado, ¿se imaginan la cantidad de papel y demás recursos involucrados en dicho proceso que de esta manera son desperdiciados? Por qué algunas siguen del mismo modo informando de todas las operaciones realizadas en las cuentas de ahorros o corrientes cuando ello es posible saber al actualizar nuestras libretas de ahorro o solicitar los extractos respectivos en los cajeros y dispositivos de impresión para ello establecidos; ignoro si ello es una obligación gubernamental o simplemente un error de gestión que redunda igualmente en la merma de los ingresos al implicar gastos que, por lo descrito, devienen en innecesarios y por tanto son evitables.

Entradas más populares de este blog

La historia del caucho y la ciudad de Iquitos un siglo después

El Reintegro Tributario No Beneficia a la Ciudadanía en General

La prostitución infantil en Iquitos y la selva peruana