domingo, 9 de agosto de 2009

Alan García y el crecimiento de las “otras” iglesias en el Perú

Alan García.

Que el Presidente del Perú, Alan García Pérez, haya asistido a una ceremonia por las recientes Fiestas Patrias en una de las sedes de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera del país, ha hecho que divague en torno a los motivos del creciente aumento de feligreses en iglesias no católicas, y en los que vienen empujando a él a hacerlo desde hace un par de años.

En ese afán he primero recordado lo bien que me lo pasé cuando asistí un par de ocasiones a las que habitualmente se celebran en las sedes de Pueblo Libre y Surco en Lima, correspondiendo a una invitación de un amigo perteneciente a dicha congregación, tal vez simple y llanamente por el carácter ameno en que son llevadas a cabo de principio a fin, o por la forma tan espectacular y alegre en que son entonadas las canciones que las suelen acompañar.

Algo que por otra parte extrañaba en muchas de las iglesias católicas a las que frecuentaba tanto en Lima como en Iquitos, y ahora en la mayoría que suelo visitar en España y en especial en Alicante casi todos los domingos; en donde son, en efecto, escasas las que se esmeran en preparar coros y músicos que den entusiasmo y júbilo a sus celebraciones religiosas o misas, y lo que quizá explique en parte las migraciones masivas de feligreses hacia credos evangélicos y demás en las últimas décadas.

Y volviendo a las motivaciones del actual presidente peruano de asistir a ellas, aparte de las razones descritas, puedo esgrimir que quizá se trate sólo de simples cálculos políticos. ¿Acaso olvidan los peruanos lo determinante que resultó el apoyo de los evangélicos para el triunfo de Alberto Fujimori en el año 1990?

Entrada destacada

El Reintegro Tributario No Beneficia a la Ciudadanía en General

Las Elecciones de 2018 y las Exoneraciones Tributarias en Loreto Mapa de la Región Loreto - Perú, (Fuente: Wikimedia ). El 31 d...