La crisis económica que no tiene cuando acabar en España

Mariano Rajoy
Mariano Rajoy (Photo credit: Wikipedia)

A finales del año 2008, cuando España terminaba un ejercicio en el que comenzó a padecer los duros embates de la última crisis global, las noticias se hacían eco de los comentarios y pronósticos que economistas y especialistas hacían respecto de la misma, y sobre todo de la duración y del momento en que se empezaría a salir de ella.

En ese sentido era opinión generalizada que el 2009 que comenzaba, e inclusive el año 2010, continuaría siendo dificultoso y que recién el 2011 el país volvería a generar crecimiento económico.

 Primeras consecuencia de la crisis: el paro o desempleo

Con lo que empezaría a mermar los crecientes niveles de desempleo, respecto a lo cual el diario El Mundo informó entonces que sólo en 2008 se incrementó en 999.416 personas, la mayor cifra en la historia de España, y los Servicios Públicos de Empleo llegaron a sumar un total de 3.128.963 personas en paro o sin trabajo.


España no generó crecimiento y aumentó el número de desempleados

Al mes de abril del año 2012, la economía y la sociedad hispana se encuentran acaso peor que a finales de 2008, pues el país no ha crecido económicamente en 2011 como unos años atrás se especuló, y por tanto los niveles de paro han continuado aumentando hasta superar los cinco millones de desempleados, más del 20%, siendo ello más acusado entre los jóvenes entre quienes el desempleo ronda el 50%.

Ante lo que el Estado español ha ido reaccionando con diversas ayudas que sumadas al coste de todas las demás puestas en marcha para paliar los efectos de la crisis mundial, han acrecentado el nivel del gasto público a niveles muy superiores hasta antes de la crisis, cuando no significaba ninguna amenaza.


La crisis de deuda como efecto de la crisis global

Generándose una especie de círculo vicioso en la medida que el Gobierno que preside ahora Mariano Rajoy Brey, parece no tener claro si continuar siendo permisible a las exigencias de la Unión Europea que implican serias medidas de austeridad como remedio para salir de la crisis, que mantener e incluso aumentar el déficit público a fin de reactivar el mercado interno y generar crecimiento y trabajo para los actuales millones de desempleados.
Enhanced by Zemanta

Entradas más populares de este blog

La historia del caucho y la ciudad de Iquitos un siglo después

La corrupción y otros crímenes de lesa humanidad

Un anillo vial en Iquitos para evitar las inundaciones