Elecciones de 2016: ¿Será Gastón Acurio candidato a la presidencia del Perú?

Gastón Acurio, Chef peruano.
Las elecciones presidenciales en Perú serán el primer semestre del 2016 y, como es habitual, algunos nombres de pre-candidatos empezaron a proliferar en los medios de comunicación por acción de los mismos o a propuesta de terceros. Entre ellos, y siendo igualmente habitual en las últimas contiendas presidenciales, el nombre de un candidato outsider surge nuevamente como posible postulante a ser el próximo inquilino de la también denominada casa de Pizarro.

Candidatos ‘outsiders’: Fujimori, Ollanta, Bayly y ¿Acurio?

Jaime Bayly, el polémico escritor, periodista y apolítico, fue quien a propuesta de José Barba Caballero, se perfiló en las pasadas elecciones presidenciales de 2011, como potencial candidato a la máxima magistratura nacional. Todo quedó todo en una mera proposición porque Bayly, al final, decidió no postular.

Alberto Fujimori, sin embargo, se considera que fue el primer outsider en entrar a la política peruana y ganar la presidencia del país. Hasta al mismo actual presidente del Perú, Ollanta Humala Tasso, podemos catalogarlo en dicho ámbito.

Gastón Acurio, ¿de la vida empresarial a la política?

El reconocido chef y millonario empresario gastronómico peruano es por ahora la única persona voceada como candidato presidencial sin experiencia política previa, pero con opciones aparentes de ganar, a vista de las últimas encuestas electorales en las que ya figura como aspirante.

La posible candidatura de Acurio hasta habría ya despertado ciertos sinsabores entre algunos de los casi seguros candidatos presidenciales considerados políticos de profesión, como Alan García, quien afirmó en su perfil de Twitter que “Ojalá se presente y ya veremos qué pasa”.

Una propuesta que puede quedarse en solo eso

Facebook ha sido la red social en cuyo perfil el potencial candidato se ha encargado ya de desmentir su candidatura, no obstante dejar Gastón Acurio abierta esa posibilidad en una entrevista periodística del pasado diciembre de 2013, al tiempo de enviar mensajes que bien pueden verse como los de un empresario exitoso simplemente preocupado por lo que ocurre en su país.

O una forma de evaluar los comentarios y las reacciones que provoca para, posteriormente, decidir si interrumpe su exitoso devenir gastronómico privado, en aras de los objetivos que su padre, un político reconocido hasta hace un par de décadas, seguramente persiguió y pretendía que él siga haciéndolo, cuando apoyó su viaje para estudiar derecho en una prestigiosa universidad de Madrid.

Pero Gastón, algún tiempo después, decidió decantarse por las artes culinarias que ya habían empezado a seducirlo, lo que su progenitor finalmente aceptó y decidió enviarlo a aprender al emblemático Le Cordon Bleu de Paris, conforme lo cuenta en un ameno artículo publicado en El País de España, el nobel peruano Mario Vargas Llosa.

¿Resultaría Gastón Acurio una buena opción presidencial?

El tiempo dirá si el exitoso chef interrumpe los quehaceres que han permitido también al Perú destacar gastronómicamente en todo el mundo en los últimos años, y vuelca toda su experiencia de gestión y éxito empresarial -de postular y ganar finalmente las elecciones presidenciales de 2016-, en continuar afirmando al país en la senda del crecimiento y el desarrollo económico en el que está inmerso desde hace algunos lustros.

Motivando a la vez el surgimiento de similares líderes empresariales que, tras triunfar en lo privado, deciden continuar su estela exitosa irrumpiendo en lo público en aras de los reales intereses del Perú, y terminan así de desterrar a los llamados políticos tradicionales o “profesionales”, que poco o nada siguen haciendo por el país, por preocuparse sustancialmente en sus intereses particulares, antes que en los de la ciudadanía en general a la que realmente se deben.

Entradas más populares de este blog

La historia del caucho y la ciudad de Iquitos un siglo después

El Reintegro Tributario No Beneficia a la Ciudadanía en General

La prostitución infantil en Iquitos y la selva peruana